Planeamiento

...listando por categoría

 

Erupción del volcán Puyehue – Duodécimo día

Miércoles, junio 15th, 2011

Anoche leí en el Diario Digital la noticia que los concejales proponen la creación de un Plan de Emergencia Volcánica. No me pude contener y escribí un comentario al respecto. Por cierto, hace unos años yo participaba de un grupo interinstitucional de Sistemas de Información Geográfica (SIG), convocado por Defensa Civil del Municipio para que los organismos públicos y privados que trabajaban con SIG hicieran causa común para un sistema de gestión de emergencias. ¿Alguna vez lo vieron? No, porque a la Municipalidad nunca le interesó poner a una persona a dedicarse a esto y al INDEC nunca le interesó proveer de los datos censales por manzana, sin los cuales no se podía hacer ninguna simulación de emergencia (cuánta gente sería afectaría, cómo evacuarla, cómo acceder, etc). Llegamos a estar APN, SPLIF, CRUB, CEB, DPA, Ejército, PNMF, Bomberos Voluntarios, Catastro Provincial y alguno que otro más. Del lado de la Municipalidad si bien Defensa Civil era la que estaba más interesada, otras áreas como Medio Ambiente habían prohibido interactuar con el grupo, tal vez por temor a que notásemos algunas cosillas. Por un lado hoy lamento que esa iniciativa se haya pinchado porque habría servido y mucho para responder a esta emergencia, y por el otro agradezco que no hayan sacado al actual director de Defensa Civil, Renato Ponce, que dentro de sus limitaciones siempre estuvo averiguando y preparando bosquejos de posibles escenarios que enfrentaría la ciudad.

Pero claro que esto no es más que un reflejo de lo que son nuestros gobernantes. Sin ir muy lejos, en Viedma, nuestro gobernador dijo la peor serie de estupideces de la semana, empezando que no se presentó en Bariloche porque no podía firmar decretos en una ciudad donde no se podía hacer absolutamente nada y que no tenía un paraguas para evitar que caiga ceniza sobre Río Negro. No digo que tenga que agarrar una pala y limpiar una escuela mientras se saca fotos, pero que al menos recorra, hable con la gente y le diga “estamos trabajando”, ¡como hace cualquier político!. Menos mal que se va a fin de año, así dejaremos de sufrir a uno de los peores gobernadores de la historia rionegrina. Lo lamentable es que su posible sucesor, el actual Ministro de Educación, es otro que dice barbaridades con sonrisa falsa y después huye por la ventana. Al día de hoy que las escuelas públicas están cerradas, mañana abrirán algunas mientras que TODAS las privadas están funcionando desde ayer. Según el Ministro Barbeito está todo perfecto y mientras tanto las hijas de Mariana siguen encerradas en casa porque la escuela 16, a dos cuadras de Mitre y Palacios, sigue cerrada por riesgos de inundación y caída de cielorrasos.

Para no ser todo malaonda hoy estuve haciendo algunos trámites cámara en mano y saqué algunas fotos de cómo están la ciudad y el lago. Algunas de estas fotos también las publiqué en un post en la página de Fabio, que me pidió un informe de cómo estaban las cosas por acá después de que huyó regresó a su hogar.

Otra vez la Terminal de Omnibus

Miércoles, noviembre 17th, 2010

Es notable ver cómo el municipio intenta tropezarse con la misma piedra cada vez que puede. Durante el Gobierno anterior me quejé de que impulsaran la propuesta de un privado para construir la terminal de ómnibus en el cruce de la ruta 40 con la calle Esandi. Ahora, cuatro años después, me estoy quejando porque el Gobierno actual impulsa la propuesta de otro privado para construir la terminal en el cruce de la ruta 40 con la 237. En ambos casos los problemas son los mismos: tierras cedidas “alegremente” por un privado a cambio de que le permitan construir o vender; y total falta de infraestructura para llegar hasta los lugares propuestos.

Hace cuatro años sugerí hacer la Terminal en tierras del ferrocarril. Hace un tiempo cambié por las tierras de la Delegación Municipal El Cóndor, que están sobre Esandi y Mosconi. En este predio de 5 hectáreas se construyó el Gimnasio Municipal 3 y se prevee construir un polideportivo. Esto ocupará unas 1,5 hectáreas, dejando 3,5 Ha. libres que hoy ocupan sendos colectivos de larga distancia. ¿Por qué no construir ahí? La actual propuesta implican 2 Ha. en concesión (o sea que seguirán siendo del privado), mientras que las tierras municipales tienen casi el doble de espacio. Recientemente me enteré que dicho predio fue adquirido en 1992 por la Municipalidad para construir ahí la Terminal de Omnibus.

¿¡Ehhhh!?

Si hay una propiedad que se compró para hacer la terminal… ¿por qué se mandan a hacer estos tratos tan dudosos? ¿Y por qué se emperran tanto con esto? ¿No se dan cuenta que es por estas cosas que comienzan las sospechas de corrupción?

Dejando de lado estas cuestiones, y yendo a lo puramente técnico, hay un par de argumentos para sostener la construcción de la Terminal en Esandi y Mosconi. La primera es la distancia. La idea del transporte masivo es reducir la cantidad de vehículos que circulan por calles y rutas. Un colectivo que ingresa a Bariloche lleva a un promedio de 40 pasajeros hasta la terminal, donde se dispersan en autos particulares, taxis y colectivos urbanos.
Al hacer la terminal en la rotonda, sobre la ruta 237 transitarán los autos particulares, los taxis y colectivos urbanos que transportarán a estos pasajeros. Si antes circulaba 1 colectivo con 40 pasajeros, ahora lo harán unos 15 a 20 automóviles y colectivos urbanos. No solo eso, sino que también lo hará el mismo colectivo de larga distancia, sin pasajeros, porque los depósitos y talleres se encuentran en el radio urbano. Hay un problema de ineficiencia energética que es terrible, sin contar que la actual ruta está muy dañada, es de solo dos carriles y con banquinas de ripio. Con la terminal propuesta el tránsito se duplicará o triplicará y no veo a nadie del Municipio o de Viarse plantear convertir esa ruta vecinal en una avenida de cuatro carriles con rotondas y cruces a nivel, el mínimo necesario para una entrada segura y fluida a la ciudad.

Hoy por hoy muchos pasajeros bajan del colectivo y caminan hasta el centro de la ciudad. Lo hacen para no pagar taxi ni colectivo, aún cuando deben caminar entre 20 y 25 cuadras para hacerlo. Y lo hacen cargando bolsos y mochilas. ¿Mejorará su “experiencia” tener que pagar un taxi o colectivo sobrevaluado, cuando descubran que se bajan en medio de la estepa?

La segunda cuestión es que hoy está en construcción Esandi en forma de boulevard de cuatro carrilles, hormigonado. Va a ser la primera avenida en boulevard que se pavimenta desde la Avenida 12 de Octubre, construida en tiempos de Bustillo (o sea hace 70 años). Y con la añadidura del hormigón, que sabemos y vemos que resiste mejor el paso del tiempo y el tránsito. Con la Terminal sobre Esandi los colectivos podrán ingresar por esta entrada trasera en mejores condiciones que la entrada actual.

Y para no seguir extendiéndome mucho más, solo quiero comentar que las terminales de colectivos son eso, terminales. No son centros de entretenimiento ni esparcimiento, son simples lugares donde la gente quiere permanecer el menor tiempo posible. Hacer un cine o un shopping solo va a lograr una cosa: ocupar precioso espacio de estacionamiento por gente que no va a usar la terminal. Una terminal necesita de una sala de espera y una cafetería y nada más. Porque además nosotros somos principalmente origen y destino, no de tránsito. Solo un pasajero que esté esperando una combinación puede pensar en recorrer un shopping. Y esos, en Bariloche, son los menos, por lo que no hace falta una gran infraestructura. Solo un edificio simple, funcional y céntrico.

Muestra de montaña – La decepción

Jueves, agosto 5th, 2010

Hace poco más de un año, en Junio del 2009, pregunté si estaba disponible la sala Frey para la Semana del Montañes porque tenía interés de hacer una muestra fotográfica de montaña. Me respondieron que todas las salas estaban reservadas hasta fin de año y mis cosas tuvieron otro camino.

El pasado mes de Abril me enviaron un correo electrónico desde la Subsecretaría de Cultura haciéndome recordar de mi intención de armar una muestra fotográfica y me ofrecían, si todavía estaba interesado en hacerla, la sala del ex-correo para la Semana del Montañes de este año. En la Subsecretaría estaban muy entusiasmadas en que pudiera montar esta exposición porque coincidía con la Fiesta de la Nieve. Era una excelente oportunidad y por esa razón invité a mis hermanos para que me acompañasen en la muestra.

Durante dos meses estuvimos mirando miles de fotografías y pasamos muchísimas horas discutiendo qué íbamos a exponer. Como la muestra iba a coincidir con la Fiesta de la Nieve nos fuimos decantando por fotos de invierno, de tormentas de nieve, de glaciares y campos de hielo.

Armar una muestra no resultó fácil. Es muy costoso desde lo monetario, somos simples laburantes y no tenemos un aparato mediático atrás del que disfrutan algunos fotógrafos. Y ni hablar del esfuerzo físico de estar horas trabajando en esto para que salga todo bien y prolijo.

El pasado lunes 2 llegó el día de montar las fotos y empezamos con el pie izquierdo. Llegamos a la sala y nos encontramos con la sorpresa de que estaban montando un stand de Altec con la urna electrónica para la elección de la Reina de la Nieve. Les dijimos que la sala estaba reservada para una muestra fotográfica nos respondieron que la Secretaría de Turismo les había dado el espacio. Cuando preguntamos en Cultura no estaban enterados de esto. Tras un ida y vuelta de llamados terminaron acomodando el stand de Altec en otro sector del salón y pudimos montar las fotos, inaugurarla y disfrutar del trabajo realizado.

Pero no duró mucho. Esta mañana me llamaron de Cultura avisándome que desde la organización de la Fiesta de la Nieve decidieron utilizar la sala para armar camarines para los artistas que tocan en el escenario construido en la plaza del Centro Cívico y para que se puedan cambiar las postulantes a Reina de la Nieve. Además de cerrar el espacio al público, por el movimiento de gente existe riesgo para las fotos. La sala se utiliza casi todos los años para este fin, pero en esta oportunidad la organización de la Fiesta no le pidió la sala a Cultura y, según me comentaron, la idea para este año era armar una carpa a un lado del escenario. Como no llegaron a armar la carpa, reclamaron la sala. No solo nos perjudicó a mi y mis hermanos, teniendo que desarmar la muestra a contrarreloj, sino también al personal de Información Turística, que serán relocalizados en la entrada a la Sala de Prensa. Esta es la fiesta número 40. ¿Será posible que sigan siendo tan improvisados?

Hace cuatro meses me ofrecieron y dieron la sala para que la muestra sea parte de la Fiesta de la Nieve. Hoy, la Fiesta de la Nieve nos echó a la calle.

La inaplicable cota 900

Sábado, noviembre 11th, 2006

Hace poco más de 30 años se hizo un estudio geomorfológico y se determinó que era poco prudente construir sobre la cota de 900 metros sobre el nivel del mar. Esa prudencia no solo nunca se aplicó sino que en muchos casos fue evitada en función de vender bosque y paisaje. Es así que hoy vemos con cierto temor cómo se construye cada vez más alto en el cerro Otto, desforestando las laderas, abriendo calles y viendo bajar cada vez más barro con las lluvias. De manera recurrente se retoma el tema de aplicar la prohibición de construir por sobre la cota 900. En estos días estamos pasando por una de estas etapas donde todos somos geólogos y opinamos. Y no pienso ser la excepción.

Pero vamos a los hechos. Como trabajo con mapas me resulta inevitable recurrir a ellos. Entonces se me ocurrió algo muy simple: ¿por dónde pasa exactamente esta línea imaginaria que determina el bien y el mal? Y entonces me puse a ver y descubrí algunas cosas que resumo en las siguientes imágenes:

Si prestamos atención podremos ver que la cota 900 pasa prácticamente por el medio del casco urbano, quedando buena parte de la ciudad por encima de este límite. Lo mismo sucede con Villa Catedral. Veamos con un poco más de detalle el faldeo Norte del cerro Otto.

Si aplicamos la división en la cota 900 deberíamos dejar de construir por sobre la Pampa de Huenuleo, barrio Jardín Botánico o Villa Catedral, por poner algunos ejemplos. Una parte de la Avenida de Los Pioneros está incluso sobre la cota 900, lo mismo que las rutas 258 y 40. Viéndolo así surgen algunas preguntas. ¿Está mal construir en Frutillar? ¿Es zona de riesgo el barrio Cooperativa 258? ¿Debemos prohibir construir en Catedral? ¿Es más segura la barda del Ñireco, que está por debajo de la cota, lo mismo que Península San Pedro? ¿Las 400 Viviendas nunca debieron de construirse? Ese es el problema de tomar algo arbitrario. Alguien justificará que la cota debe aplicarse solo al cerro Otto. ¿Entonces el barrio Cipresales no entraña los mismos riesgos?

Considero que debe tomarse otro parámetro para limitar las construcciones. Si el problema son los derrumbes, éstos ocurren siempre que haya una pendiente. A mayor pendiente, mayor riesgo. Coincidentemente a mayor pendiente también mayores costos de construcción, mayor dificultad para abrir y mantener calles, llevar servicios y acceder en situaciones de emergencia. ¿No deberemos pensar más en esto? Veamos el siguiente mapa de pendientes:

Se ve claramente que hay lugares por debajo de la cota que no son apropiados para construir. Pendientes entre 13 y 20 % (en amarillo) están ya en una franja de cuidado, pendientes entre 21 y 30 % (en naranja) están al límite de lo aceptable. La barda del Ñireco está en este segmento, lo mismo que buena parte de la costa del lago hasta Puerto Moreno y barrio Cipresales. Casi toda la península San Pedro, el cerro Runge, Pinar de Festa y casi todo el cerro Otto está por encima del 30% de pendiente, prácticamente un suicido orográfico. Para enfatizar lo que todos sospechamos, el relieve en el sector Este de la ciudad es mucho más ‘amigable’.
Entonces creo que debemos empezar a planificar tomando éste y otros factores (como vegetación y suelo) para ir componiendo las zonas a desarrollar. Hay que hacer como en muchas partes del mundo donde se construye en las áreas planas y se dejan intactas las áreas con fuertes pendientes. Estas bien podrían declararse áreas verdes para compensar el desarrollo urbano. De esta manera tendremos calles transitables, casas estables, erosión controlada y un paisaje medianamente controlado. El resultado final será más seguro y confortable para todos.

Y por supuesto, no dejemos que la especulación inmobiliaria y la presión de ‘no hay lugar para construir’ avasallen con estos intentos de ordenar el desarrollo. Dejemos de cometer errores.