Perchero estilo industrial moderno

Perchero estilo industrial moderno

En la entrada de casa teníamos un perchero simple de 4 perchas que normalmente estaba ocupado en un 60% con mis distintos abrigos. Con toda probablidad de convertirse en causal de divorcio, planificamos y construí un perchero acorde a nuestras necesidades. Siguiendo la línea del escritorio para PC, lo hice con metal y madera.

Como el escritorio, la estructura está hecho con caños «galvanizados» que, como se ve en las primeras fotos, no resultó ser muy bueno evitando el óxido. El estante inferior es para colocar calzado y la rejilla permite que gotee y se seque cuando está mojado por la lluvia, el barro y la nieve. Está separado del piso lo suficiente para limpiar sin problemas. El segundo estante es para colocar bolsos y mochilas. El estante superior, al que le faltan dos tablas porque me quedé sin y no puedo ir a comprar, será para poner cosas una vez y nunca más bajarlas.

Un proyecto grande, mide 135 cm de ancho por 190 cm de alto y 50 cm de profundidad, complejo y que me dio más de un dolor de cabeza. Pero me gustó el resultado. Ahora hay mucho lugar para que mis camperas estén más cómodas.

Escritorio para PC

Escritorio para PC

Necesitaba actualizar mi escritorio que había improvisado hace unos cuantos años y decidí hacerlo combinando madera y metal. El anterior era de puro MDF sin pintar, un objeto beige que servía pero que había quedado chico. Aplicando mi reciente experiencia con el metal, decidí hacer una estructura de caños sobre la que puse placas de MDF con melamina.

Un detalle que no fotografié es que la repisa del monitor se puede sacar. Va encastrada y permite que se pueda desmontar todo en partes más o menos pequeñas.

En términos generales quedó como lo había planeado, lo que me sorprendió un poco porque todo era material reciclado y casi siempre hay que improvisar un poco. Soldar el galvanizado es complicado porque se genera un humo tóxico por lo que hay que hacerlo en el exterior un día con viento. Además los caños finos hay que soldarlos con delicadeza para que no se agujereen. El resultado es un escritorio liviano y con cierto aire industrial moderno.

El Tren Azul (novela)

El Tren Azul (novela)

¡Publiqué una novela! Después de mucho escribir y largos meses de corregir, finalmente pude decir «sale a la venta». Es la tercera novela que termino y la segunda obra literaria que publico (la anterior fue un compilado de cuentos).

Es una historia de ciencia ficción ambientada en un futuro no muy lejano donde la humanidad finalmente está colonizando el sistema solar. La novela se centra en Ilan Sdrei, un hombre que emigra de la Tierra y se instala en Venus, tal vez el planeta más inhóspito de los cercanos pero que se podría colonizar incluso con la tecnología actual.

Demoré casi 7 años en escribir este libro. ¿Por qué tanto? Porque quería hacerlo científicamente plausible. Ciencia ficción dura. Investigué todo lo que pude para poder desarrollar los elementos necesarios para una civilización que pudiera sostenerse en el tiempo, desde comprender cómo funciona el planeta con los datos que se cuentan hasta qué tecnologías se pueden utilizar para lograr que la gente pueda sobrevivir en un planeta asombroso al que todos parecen evitar.

Me terminé encariñando con el planeta y la verdad es que hay que darle una oportunidad.

Para conseguir el libro, de momento está disponible únicamente en Amazon (incluida Amazon España) por ahora sin intención de publicar en papel.

Gracias por el interés y espero que la historia les guste.

Haciendo una prensa hidráulica

Haciendo una prensa hidráulica

Tenía una pesada estructura de hierro que había encontrado por ahí y hace un par de meses se me ocurrió que bien podría servir para hacer una prensa. Un mes de proyecto y un día me puse a cortar. A diferencia de proyectos anteriores, en éste se me ocurrió filmarlo y así armé este video:

Sí, son 28 minutos sin música y sin hablar. La verdad es que no sabría qué decir ni qué música poner. También se que 28 minutos puede ser largo, pero lo reduje de 6 horas y media de grabación de las 18 horas que me tomó hacer la maldita prensa. ¿Por qué tanto tiempo? Porque el metal era condenadamente duro y estaba medio pintado y medio oxidado. Si la hubiese hecho con perfiles comprados habría tardado un tercio de lo que tardé.

La parte más compleja fue el marco superior, que une los pilares y debe resistir la presión del crique hidráulico. Uní dos piezas en una sola formando una I para darle mayor rigidez. Para unir esto a los pilares rebajé unos biseles que rellené con soldadura desde todos lados, tal como se ve en las siguientes fotos:

La idea con esto es lograr la mayor área de fusión entre las piezas para soportar las tensiones. Siendo mi primer proyecto de esta envergadura, espero haberlo logrado.

Lo que sostiene el soporte son dos vástagos de amortiguadores. Con 20 mm de diámetro, se supone que debe poder resistir bien la presión de trabajo.

La prensa tiene un crique de 10 toneladas que consideré más que suficiente para los usos que podría darle: desarmar y armar motores eléctricos, doblar metales, prensar comida, etc. Viendo el resultado y comparándola con algunas prensas industriales me parece que puede llegar a soportar 20 toneladas sin mayores problemas. De momento no creo que vaya a necesitarlo.