Fuente simple para experimentos de electrónica

Escrito por Danbat el 13 de diciembre de 2016

El otro día abrí una caja y adentro habían cinco fuentes de PC en perfecto estado. Con esto de ir reemplazando las computadoras por versiones más nuevas, las anteriores si bien funcionaban no podían sostener los requerimientos de las actualizaciones y fueron cayendo en desuso.

Decidí, entonces, darle un uso a una de estas fuentes. Como en mis experimentos en electrónica siempre termino recurriendo a algún paquete de pilas o batería, bien podría utilizar una fuente de PC para esto. Desarmé una y corté casi todos los cables, dejando solo los necesarios.

Sobre la última foto:

* Casi todo lo que tengo usa o 5V o 12V, no me hace falta una fuente de tensión variable.

* Me quedé con los de 3.3 V para probar los LED y para tener 8.7V combinando con el de 12V y así simular una batería de 9V.

* Saqué los cables de tensiones negativas. Soportan muy poca corriente y en realidad no hago nada que requiera de tensiones negativas. Dicho esto, mi próximo proyecto seguramente los necesite.

* Mantuve el cable violeta, el de stand-by, que provee de 5V cuando la fuente está conectada a la red eléctrica. Este cable alimenta el LED amarillo que dice “conectado”.

* Un interruptor conecta el cable verde con masa y es lo que enciende la fuente. El LED rojo está conectado a los 5V e indica que la fuente está andando.

Le puse un voltímetro/amperímetro que compré en China hace como 4 años. La mitad del uso que le hago al multímetro es con estas dos funciones por lo que seguramente le extenderé un poco la vida útil. Para tomar mediciones se usan los cuatro conectores de la derecha:

* La tensión se mide entre el conector rojo y el negro. El negro está conectado a los otros tres de masa y por eso en la foto mide la tensión sin requerir del cable negro.

* La corriente se mide entre el conector rojo y el azul. El rojo alimenta el positivo de lo que se quiere medir y la masa se conecta al azul. Como los circuitos a medir seguramente funcionen con diferentes tensiones, la idea es que se alimente por el conector blanco. Entonces si el circuito utiliza 12V va un cable desde el conector amarillo al blanco. Podría haberlo resuelto con una perilla que conecte de manera interna, pero ya tenía un interesante manojo de cables y además con el puente por cable es más difícil de equivocarse.

Seguramente no es la fuente más versátil ni completa, pero para lo que hago me viene perfecto. No más lidiar con pilas y baterías para los desarrollos.

Doblador de hierros

Escrito por Danbat el 27 de octubre de 2016

Hace unos días tuve mi primer encargo metalúrgico: un doblador de hierros para construcción. Uno de mis hermanos está por construir su casa y me pidió si le podía construir una base para poder doblar los hierros de la estructura.

Como mi intención era facilitarle el trabajo decidí hacer un poco más complejo su diseño inicial y terminé haciendo algo totalmente delirado:

Todo el conjunto lo hice con basura material descartado: el perfil principal era de una chimenea, los caños son de agua, el rulemán es de motor de lavarropas. El trabajo se realiza moviendo la palanca y la presión la hace el rulemán. Este detalle es interesante porque al girar no tracciona la barra de hierro y esto permite menos esfuerzo y desgaste del pivot. Hice algunas pruebas y con hierro de 8 mm no tiene problemas. Con 10 mm se dobló el bulón y hubo que enderezarlo. Fue demasiado.

Como primer encargo estuvo bueno y es, hasta ahora, lo más complejo que he fabricado en hierro. Espero que dure y no me vengan con los pedazos en unos días.

Refuncionalizando un disco rígido

Escrito por Danbat el 22 de agosto de 2016

Quienes venimos usando PC desde hace tiempo solemos, con frecuencia, quedarnos con los componentes en desuso. Y uno que cambio regularmente es el disco rígido, por lo que tengo acumulado una interesante colección de discos que funcionan pero por su poca capacidad no tenía muy en claro su utilidad. No hace mucho vi un post, del que lamentablemente no guardé el link, donde le daban un uso interesante a un viejo disco rígido: lo convertía en una lija rotatoria. Hoy me animé a hacerlo.

El motor no tiene mucha fuerza, está diseñado para solo hacer girar dos delgadas láminas de acero, pero alcanza una velocidad de 5400 RPM que va perfecta para poder limar los formones que uso en carpintería. Una pasada suave y las herramientas quedan impecables. ¿Costo? El papel de lija.

Atardecer en el Pacífico

Escrito por Danbat el 12 de mayo de 2016

Nunca había visto un atardecer en el océano. Vi unas cuantas en el Atlántico y unas pocas en el Mediterráneo, pero siempre de espaldas al mar, con el Sol ocultándose en el continente. Tampoco soy muy asiduo de las costas marinas. La última vez que me acerqué al mar, sin bajar a la playa, fue en 2008, en el PN Monte León. La última vez que llegué al agua fue en 1994, en el Mediterráneo, en invierno (llevaba botas).

Con este trasfondo histórico decidimos ir a Chile con el propósito de llegar al mar y ver el atardecer sobre el océano Pacífico. Desde Bariloche el lugar más directo es un poblado llamado Bahía Mansa. Está acompañado por dos poblados más, Maicolpue y Pucatrihue. Fuimos a éste último porque en el satélite se veía más playa.

Desde Bariloche son 309 Km y demoramos casi 7 horas en llegar, incluyendo la demora en la aduana. Todo el camino está pavimentado y desde Osorno hasta Pucatrihue la ruta serpentea entre campos y forestaciones que es un espectáculo. No es un camino para hacer apurado, pero sí para los que disfrutan las curvas cerradas y las cuestas con pendiente. Como yo.

A continuación, las fotos. Las primeras imágenes son en el mirador del lago Espejo, apenas se deja la ruta 40 unos kilómetros al norte de Villa La Angostura. Luego paramos en el límite con Chile, donde todavía quedaba algo de nieve de la última tormenta.


Ya en Chile, la parada clásica en el Salto de los Novios y desde ahí un salto hiperespacial hasta un puente que me resultó muy interesante en la vieja ruta de acceso a Pucatrihue.


La costa cae de manera muy abrupta al mar y eso genera un paisaje muy interesante. Por un lado, la ruta corre un buen trecho sobre un terraplén de roca construido directamente en el mar, y por el otro las casas parece que se están por caérsenos encima de lo empinado que es el terreno donde están levantadas.

Pasando el pueblo el camino sube a un cerro por un camino muy empinado pero en buen estado y desde arriba se tiene una muy buena vista de la costa.

Si bien las nubes no permitieron ver al Sol ocultándose tras la línea del horizonte, igual valió la pena. Para la próxima tal vez vaya con más tiempo.