Muestra de montaña – Conclusiones

Muestra de montaña – Conclusiones

Hoy desmontamos la muestra con cierta mezcla de satisfacción por haber terminado y una sensación amarga por los traspiés que tuvimos. En el desarmado nos acompañaron unos amigos que pasaron a saludar un rato e incluso nos ayudaron con el despegado de las cintas, esta vez sin cometer tristes equivocaciones.

En general todo este proceso termina con un fuerte saldo positivo. Hace un año no tenía idea de cómo montar una muestra. Haber participado del verArte me ayudó a comprender unas cuantas cosas y hace cuatro meses, cuando acepté la sala, sabía que tendría que recorrer un largo camino. Y fue más largo de lo que había imaginado en ese momento. De no haber sido por mi novia Mariana, dudo mucho de haberlo logrado con la complejidad y el alcance que tuvo la muestra. Cada vez que me sentía al borde de un abismo, Mariana me empujaba (y, bueno, así es como aprenden a volar las aves). En estos cuatro meses aprendí a encarar un proyecto bastante grande y ambicioso, a conseguir esponsors (aunque admito que esos los consiguieron Mariana y mi madre), preparar un ágape y enfrentar imprevistos. También depuré técnicas de edición digital de fotografías en gran escala (la gigantografía del Tronador era un pesado archivo de 2 Gb que tenía mi computadora al límite), como también digitalización y recuperación de negativos, algo que me servirá de mucho con el gran archivo fotográfico personal y familiar.

Según me comentaron colegas fotógrafos, la muestra resultó muy buena y muy grande en extensión. Para ser la primera muestra que encaro, tal vez fue demasiado ambiciosa (no era mi plan original) pero por mi parte estoy satisfecho de haber logrado algo que me reconocieron de muy buena calidad. Y eso es importante. Para las próximas muestras, que las habrán, seguramente corregiremos detalles y seremos menos inocentes cuando tratemos a los entes gubernamentales.

Agradecimientos

  • Mariana Torrontegui, que me ayudó en todo y siempre creyó en mi.
  • Omar alias Cuervo, que me ayudó a cargar el equipo con el que saqué las fotos con las que armé la gigantografía del Tronador.
  • Mi madre, que el momento en que mis fuerzas flaqueaban y mi mente colapsaba, tomó su agenda y nos dio una ayuda tremenda.
  • Florencia, que nos orientó para encarar los auspicios.
  • A los que nos ayudaron económicamente:
    • Sandra, de Bar y Bares.
    • Nahuel Alonso, del refugio Frey.
    • La gente de Este-Pub, por medio de la vidriería 25 de Mayo.
    • Librería Cultura.
    • Scandinavian.
    • Chocolates Frantom.
    • Grisú.
    • Tino y Nahuel, de Refugio Segre.
  • Ivo y Amanda, que nos mantuvieron hidratados en el ágape.
  • Laura y Malvina, que hoy nos ayudaron a despegar las cintas de las gigantografías.
  • Al Diario Digital, que nos bancó con unas cuantas notas que despertaron mucho interés en la gente y que lamentablemente no pudimos cumplir:

Desagradecimiento

A la Comisión Organizadora de la Fiesta de la Nieve, que no solo nos echó de una sala que la Subsecretaría de Cultura me otorgó hace cuatro meses, sino que llenó el Centro Cívico (y la ciudad también) de carteles de la muestra de Gabriela Herbstein. Si esta mina me parecía un hype empalagoso, ahora me cayó peor por la desmedida bola que le dieron acá. No es que me mande la parte de artista celoso, pero es que durante estos días pareciera que el arte en Bariloche desapareció, porque para ciertos medios tradicionales solo existió la Fiesta de la Nieve y nada más. La inauguración del verArte 7, el domingo 8, se retrasó casi una hora porque la sala Frey estaba cerrada y no podían conseguir la llave. Pero, bueno, fue la misma noche donde el show central empezó 75 minutos más tarde de lo pactado y los fuegos artificiales se largaron casi dos horas después de lo que indicaba el programa. Como que hubo cierta constancia en este sentido.

Futuro

En su momento tuve un par de sugerencias para que la muestra continúe en otros espacios, así que es posible que regrese dentro de poco. El mayor escollo será reimprimir las gigantografías, que no son nada baratas para nuestros presupuestos. Cuando haya alguna novedad, no duden en que lo haremos saber.

Gracias y hasta la próxima.

Daniel

6 comentarios sobre “Muestra de montaña – Conclusiones

  1. De nada, Daniel!
    Nuevamente, FELICITACIONES, y aunque no haya salido como esperaste, en varios puntos fueron superadas las espectativas nuestras y de la gente que asistió.
    Me sumo al agradecimiento de Dan a todos quienes acompañaron, apoyaron y creyeron.
    Y sí, creí en vos, creo en vos, y te amo con locura!

  2. Felicitaciones igualmente Dan, el laburo y el esfuerzo a la larga son recompensados.

    hacer una muestra en Bariloche es prácticamente imposible y vos pudiste, bien ahí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*