Navegando por
Etiqueta: Otoño

Atardecer en el Pacífico

Atardecer en el Pacífico

Nunca había visto un atardecer en el océano. Vi unas cuantas en el Atlántico y unas pocas en el Mediterráneo, pero siempre de espaldas al mar, con el Sol ocultándose en el continente. Tampoco soy muy asiduo de las costas marinas. La última vez que me acerqué al mar, sin bajar a la playa, fue en 2008, en el PN Monte León. La última vez que llegué al agua fue en 1994, en el Mediterráneo, en invierno (llevaba botas).

Con este trasfondo histórico decidimos ir a Chile con el propósito de llegar al mar y ver el atardecer sobre el océano Pacífico. Desde Bariloche el lugar más directo es un poblado llamado Bahía Mansa. Está acompañado por dos poblados más, Maicolpue y Pucatrihue. Fuimos a éste último porque en el satélite se veía más playa.

Desde Bariloche son 309 Km y demoramos casi 7 horas en llegar, incluyendo la demora en la aduana. Todo el camino está pavimentado y desde Osorno hasta Pucatrihue la ruta serpentea entre campos y forestaciones que es un espectáculo. No es un camino para hacer apurado, pero sí para los que disfrutan las curvas cerradas y las cuestas con pendiente. Como yo.

A continuación, las fotos. Las primeras imágenes son en el mirador del lago Espejo, apenas se deja la ruta 40 unos kilómetros al norte de Villa La Angostura. Luego paramos en el límite con Chile, donde todavía quedaba algo de nieve de la última tormenta.


Ya en Chile, la parada clásica en el Salto de los Novios y desde ahí un salto hiperespacial hasta un puente que me resultó muy interesante en la vieja ruta de acceso a Pucatrihue.


La costa cae de manera muy abrupta al mar y eso genera un paisaje muy interesante. Por un lado, la ruta corre un buen trecho sobre un terraplén de roca construido directamente en el mar, y por el otro las casas parece que se están por caérsenos encima de lo empinado que es el terreno donde están levantadas.
Pasando el pueblo el camino sube a un cerro por un camino muy empinado pero en buen estado y desde arriba se tiene una muy buena vista de la costa.

Si bien las nubes no permitieron ver al Sol ocultándose tras la línea del horizonte, igual valió la pena. Para la próxima tal vez vaya con más tiempo.

Primera nevada del 2016

Primera nevada del 2016

Este fin de semana tuvimos la primer nevada importante del año. Y por “nevada importante” me refiero a que la nieve sobrevivió al mediodía. Esto y que el límite fue bastante bajo en altitud nos permitió poder salir a pasear un rato al cerro Otto.


Navegando el brazo Tristeza – Marzo de 2015

Navegando el brazo Tristeza – Marzo de 2015

No puedo creer que me haya demorado un año para publicar estas fotos. Bueno, hay una explicación razonable pero tampoco es una excusa.

El 24 de Marzo del año pasado hicimos la excursión que navega el brazo Tristeza del lago Nahuel Huapi. Es un paseo que ocupa todo el día e incluye desayuno y almuerzo en un barco pequeño, el Kaikén, pero muy cómodo. Partimos de un muelle pequeño en Villa Tacul, lejos del ajetreo de Puerto Pañuelo, y rodeamos la península Llao Llao antes de cruzar frente a Bahía López. Luego entramos en el brazo Tristeza, donde por un buen tramo quedamos flanqueados por los cerros López y Capilla y sus laderas que todavía evidencian los incendios forestales de 1956 y de 1987, demostrando que al bosque le cuesta mucho recuperar el terreno perdido.

En la segunda mitad el bosque está intacto y se va poniendo cada vez más exhuberante. El fondo del brazo, donde desembarcamos, es una transición de Selva Valdiviana. Recorrimos un corto sendero remontando el arroyo Frey hasta una cascada donde el agua baja en un verdadero tobogán de piedra alisada. En ese bosque crecen alerces y mañíos, árboles propios de la selva, mezclados entre coihues y cipreses. Es como estar con un pie en Llao Llao y el otro en Blest.

Al regreso nos sirvieron un almuerzo y llegamos a Villa Tacul cerca de las 16 hrs. Habría estado bueno pasear un poco más, pero estuvo bueno. A continuación las fotos:

Mientras estuve charlando con Nicolás, el dueño-guía-cocinero, me contó que además del verano hay que ir en Abril, cuando lengas y ñires se ponen rojos, en Mayo, cuando se llena de hongos, y en Septiembre u Octubre, cuando las cascadas están al máximo. O sea que hay que ir seguido.

Erupción del volcán Calbuco – Octavo día

Erupción del volcán Calbuco – Octavo día

Hoy, al igual que ayer, amaneció con niebla que levantó y se convirtió en un día espectacular. Pero a diferencia de ayer, al caer la tarde apareció ceniza probablemente levantada por el viento (porque la pluma es muy tenue) y cubrió el horizonte de un gris compacto.