DIY

...listando por palabra clave

 
 

Haciendo una prensa hidráulica

Martes, octubre 17th, 2017

Tenía una pesada estructura de hierro que había encontrado por ahí y hace un par de meses se me ocurrió que bien podría servir para hacer una prensa. Un mes de proyecto y un día me puse a cortar. A diferencia de proyectos anteriores, en éste se me ocurrió filmarlo y así armé este video:

Sí, son 28 minutos sin música y sin hablar. La verdad es que no sabría qué decir ni qué música poner. También se que 28 minutos puede ser largo, pero lo reduje de 6 horas y media de grabación de las 18 horas que me tomó hacer la maldita prensa. ¿Por qué tanto tiempo? Porque el metal era condenadamente duro y estaba medio pintado y medio oxidado. Si la hubiese hecho con perfiles comprados habría tardado un tercio de lo que tardé.

La parte más compleja fue el marco superior, que une los pilares y debe resistir la presión del crique hidráulico. Uní dos piezas en una sola formando una I para darle mayor rigidez. Para unir esto a los pilares rebajé unos biseles que rellené con soldadura desde todos lados, tal como se ve en las siguientes fotos:

La idea con esto es lograr la mayor área de fusión entre las piezas para soportar las tensiones. Siendo mi primer proyecto de esta envergadura, espero haberlo logrado.

Lo que sostiene el soporte son dos vástagos de amortiguadores. Con 20 mm de diámetro, se supone que debe poder resistir bien la presión de trabajo.

La prensa tiene un crique de 10 toneladas que consideré más que suficiente para los usos que podría darle: desarmar y armar motores eléctricos, doblar metales, prensar comida, etc. Viendo el resultado y comparándola con algunas prensas industriales me parece que puede llegar a soportar 20 toneladas sin mayores problemas. De momento no creo que vaya a necesitarlo.

Rotor motorizado para fotografía

Jueves, abril 11th, 2013

Hace poco más de dos años, mientras procesaba una panorámica nocturna, tuve una idea bastante particular (que no les voy a contar porque todavía no logré hacerla). La idea es simple, pero no tenía idea de cómo llevarla a cabo. La tuve en la cabeza, dando vueltas ocasionalmente, hasta que concluí que debería ser controlado por una computadora. Estaba leyendo sobre los controladores Arduino y pensé que podría solucionarlo por ese lado.

Compré en DealExtreme un par de Arduino Nano, que en su momento eran los más pequeños, y me puse a experimentar con la programación y control de luces y motores. Para los que les gusta el DIY electrónico, los Arduino son el invento más entretenido de los últimos años. Con una programación muy simple se puede hacer de todo, y eso me resolvió mi gran negación a los PIC que siempre los vi como muy complicados de implementar.

Para el hardware recurrí a las impresoras, que suelen tener varios motores, ejes y engranajes para aprovechar. Desarmé unas cuantas hasta encontrar una Epson que tenía una estructura ideal. Una placa de acero unía el motor principal, los engranajes y los ejes. Recorté la placa y uno de los ejes para reducir el conjunto a lo mínimo necesario. Para la base del rotor elegí la caja de aluminio de un carry disk que no usaba. Con esto tenía la base del dispositivo que buscaba y volví al Arduino para empezar a programar el control del motor, lo que logré bastante rápido.

Fue recién ahí, cuando vi que tenía los elementos para lograr el rotor, que pensé en qué era lo que quería. La idea original era un rotor motorizado para mover la cámara de manera controlada durante sesiones de timelapse. Nada del otro mundo, es algo que existe comercialmente desde hace tiempo. Pero en base a mis intenciones tenía algunos requisitos que cumplir:

– Debía ser compacto y pesar menos de un 1 Kg ya que lo cargaría en la mochila.
– Debía ser capaz de soportar la reflex con el brazo panorámico, un conjunto que ronda los 2 Kg de peso.
– Debía ser simple de manipular y poder accionarlo con guantes.
– Debía funcionar con pilas.

Considerando que desde que corté el primer aluminio hasta que lo terminé pasaron 6 meses, en más de un momento pensé que tendría que haber apuntado más bajo en los requerimientos. La primer caja la armé con perfiles de aluminio y media caja de una fuente de PC, que corté y doblé pero que nunca me convenció la integridad estructural. La segunda caja la armé con más perfiles de aluminio y con media caja de una diskettera de 3.5″, que me quedó más pequeña y mucho más sólida. Todo el peso y tensiones recaen en dos rulemanes asentados en camas plásticas que torneé con Dremmel y que atornillé a la caja metálica. De esta manera el motor y los engranajes solo se encargan de girar el eje.

El primer eje era en dos partes, abajo el eje original de la impresora y arriba un bulón recortado para atornillarle un cabezal de trípode. Como esto no era muy estable fui a un tornero que me armó un eje más largo con la rosca incorporada, lo que debí hacer desde un principio. Gracias a esto el rotor soporta tranquilamente los 2 Kg desbalanceados de la cámara y el soporte panorámico.

La parte de control se hace por software, programando el Arduino. Mientras escribía el código se me fueron ocurriendo aplicaciones extras para el rotor. Originalmente solo tenía que girar y disparar, pero fui sumando distintas opciones para hacer panorámicas diurnas y nocturas, timelapses diurnos y nocturnos y a distintas velocidades de giro. Incluso programé un modo para que el rotor gire siguiendo el cielo, algo que será interesante de probar.

Todo esto implicó armar un panel de control con interruptores y luces en un diseño muy retro. Como era probable que hiciera frío y tuviera puesto mis guantes, hice todo bien separado para evitar problemas. La pieza más rara es un contador mecánico-digital que le saqué a una impresora Apple de la década de 1980 (supongo que se trataba de un identificador SCSI).

Todo el conjunto funciona a 5V que ingresan por el Arduino y alimentan el controlador de potencia para el que elegí un L293, un integrado simple y que funciona muy bien mientras no levante demasiada temperatura. El motor funciona originalmente con 12V, pero requieren de un controlador de potencia más grande y mayor batería y la única ventaja es un mayor torque. Pero con los 5V cumple con la torsión necesaria así que lo dejé para que funcione con USB o bien con 4 pilas AA recargables en un pack separado.

Cuando terminé de integrar todo y cerrar la caja la puse en una balanza y dio 600 gramos de peso, pilas incluidas. Con todos los requisitos cumplidos, ahora resta salir a probarla.

Torrentera en gabinete de madera

Sábado, agosto 11th, 2012

Desde hace tiempo que estaba con ganas de fabricarme una torrentera, una computadora que sirva para descargar y compartir archivos las 24 horas y que no sea el equipo de cabecera. El objetivo era que ocupe poco lugar, consuma poco, fuera estable y silenciosa. Casi nada.

Con este fin compré un mother Mini-ITX con un procesador Intel Atom de dos núcleos, al que le puse un módulo de 2 GB de memoria RAM. Con la idea de hacer algo original busqué alternativas para funcionar como gabinete. Después de varios años boyando sin rumbo, me decidí fabricarlo en madera.

Siendo consciente que el principal problema de toda computadora es el calor y que la madera es un excelente aislante, encaré el diseño directamente pensando en la circulación de aire. Como primera medida desarmé un viejo gabinete metálico para usar el soporte del mother como base de la torrentera.

Como el Mini-ITX ocupa la mitad del espacio, la otra mitad la ocupé con una fuente que desarmé y corté la base.

Los paneles los hice de fibroplus, una madera aglomerada bastante resistente y que tiene un buen acabado exterior.

A ambos lados del gabinete hice una series de agujeros de 5 mm para entrada de aire frío. Para la salida coloqué un ventilador grande que funciona a 220 V y tiene rulemanes. Es silencioso y debería funcionar varios años sin problemas.

Lo último que faltaba era colocar el disco rígido, un SATA de 80 GB que tenía por ahí. No resultó fácil encontrar la manera de colocarlo sin afectar la circulación de aire ni complicar la disposición de los cables. Pero pude hacerlo fabricando un soporte en chapa que cumpliera la doble función de disipar el calor y conducir cualquier carga estática hacia el cable a tierra.

El paso final fue probar la estabilidad estructural y la temperatura. Antes de ponerlo en su lugar final lo tuve un par de días en un espacio abierto, controlando la temperatura a la salida del ventilador. Nunca llegó a sentirse tibio, ni cuando tenía los dos núcleos al 100% durante varias horas al tiempo que copiaba y borraba archivos en el disco. Pasadas estas pruebas lo coloqué en su ubicación actual.

La torrentera corre sobre Ubuntu y Deluge como cliente de torrent. Como extra está el objetivo de usar la torrentera como servidor de Minecraft, aunque hay que ver si el Atom lo soporta.

Luces de Navidad con LED

Viernes, diciembre 23rd, 2011

Ya cansado de las luces de Navidad de filamento incandecentes y destelladores rebeldes, decidí hace un tiempo armar un juego de luces con LED. Además del menor consumo, los LED son más versátiles, pudiendo encontrar formas, colores y funciones que no están disponibles con las luces comunes.

Hace un año compré 100 LED RGB autocambiables. En un encapsulado de 5 mm se encuentran los tres colores primarios (rojo, verde y azul) y un controlador que en un ciclo de 12 segundos alterna las 7 principales combinaciones de color (rojo, verde, azul, amarillo, cyan, magenta y blanco). Al momento de encenderlos comienzan el ciclo al mismo tiempo, pero como no son perfectos algunos van más rápido que otros y al cabo de unos minutos podemos tener todos los colores alternándose a la vez.

Después de jugar un buen rato con estos LED pasé a idear un juego de luces para el árbol de Navidad. Si bien se pueden conectar los LED a la red de 220 V, como estos incluyen un controlador decidí ir por la continua de 12 V, que dentro de todo es un poco más universal.

Como los LED funcionan a 3,3 V a 20 mA armé series de 3 LED más una resistencia de 100 ohms:

12 V – 3,3 V x 3 = 12 V – 9,9 V = 2,1 V

2,1 V @ 20 mA = 105 ohms

Estas series las uní en paralelo, quedando una escalera de luces…

… que después enrollé.

Armé todo con termocontraíble que le da una terminación limpia y además refuerza las uniones. Primero a cada pata del LED y después uno general para reforzar todo.

Las luces que armé consistieron en 24 series de 3 LED, lo que significó 72 luces en total. A 20 mA por serie, el total fue de 0,48 A o unos 6 W de consumo total, menos que una lampara de bajo consumo. De fuente usé un cargador de baterías de 12 V.

Prueba de funcionamiento

Una vez testeado solo quedó ponerlos en el arbolito y disfrutar del resultado: