Navegando por
Día: 10 diciembre, 2013

Cuando el juego es cambiar las reglas sin avisar

Cuando el juego es cambiar las reglas sin avisar

Tal vez muchos no lo sepan, pero en Argentina hay cosas que son imposibles de conseguir o con precios abusivos. La alternativa en la mayoría de las veces es comprar algo de menor calidad, usualmente también con precios abusivos. Para evitar suelo comprar cosas en el extranjero. Antes de tener una tarjeta de crédito internacional tenía que pedirle a alguien que viajara que me consiguiera lo que buscaba, lo compraba y le pagaba cuando llegaba. Así logré conseguir mi GPS en 2002, que fue una inversión laboral en plena crisis económica.

Cuando las cosas mejoraron un poco y pude tener una tarjeta de crédito internacional el proceso se simplificó un poco, pudiendo comprar yo por Internet y enviando las cosas a la casa de algún familiar que estuviera en Estados Unidos o, como hice varias veces, enviándome directamente a mi casa pagando los derechos aduaneros. Las cosas que compré siempre fueron pequeñas: accesorios fotográficos en su mayor parte y algún repuesto raro para el auto.

Hace unos años aparecieron los sitios web de China, que simplificaron muchísimo las compras. Así pude hacerme de un interesante stock de insumos de electrónica para mis delirios desarrollos. Pero aun así necesitaba comprar en EEUU artículos de calidad, algo que China no garantiza. Como me quedé sin alguien que recibiera en EEUU y los costos del envío directo se volvieron abusivos, en especial porque cobran impuestos sobre todo el envío y no solo de los productos, tuve que buscar una alternativa.

Así fue que llegué a Puntomio, una empresa con sede en Miami que con un registro simple te dan una dirección física en Miami para comprar y enviar dentro de EEUU, aprovechando los bajos costos de correo dentro del país. Una vez que ellos recepcionan lo envían a Argentina, haciendo también los trámites de aduana, y el producto llega a la casa. Este año hice dos compras con este método y funcionó muy bien. Compré algunas cosas pospuestas por años, dividiéndolas en tres compras entre Octubre y Diciembre. La primera, en Octubre, salió bien y entonces encaré las siguientes.

Y en medio me cambiaron las reglas de juego.

Era bien sabido que iban a aumentar el adelanto de ganancias del 20% a algún número cercano al 40%. Terminó siendo del 35%, lo que era previsto. Pero resulta que en medio aplicaron otras medidas que no avisaron. Yo todavía estaba esperando mi envío de Noviembre cuando llegó Diciembre y quería hacer el tercer y último pedido, éste con los regalos de Navidad. Cuando pregunté el viernes pasado qué sucedía que las cosas no llegaban, me respondieron con un e-mail que reproduce el siguiente texto, que se encuentra apenas uno entra a Puntomio desde Argentina:

Estimado cliente/a,

En adición al 35% de impuesto a las compras por Internet.  El 18 de Noviembre el Gobierno Argentino, realizo los siguientes cambios en el proceso del manejo de estas compras:

  1. El servicio de puerta a puerta ha sido suspendido
  2. Los envíos de compras de Internet están siendo derivados a el area de Carga General en Ezeiza. Esto significa que las compras necesitan una entrada formal comercial al país convirtiendo los envíos en importaciones. Esto implica que la persona natural que realizo la compra es catalogado como un importador.
  3. Todas las compañías de courier se ven obligadas a preparar documentación adicional para poder ingresar el paquete en el area de carga general, esto tiene un costo de USD 54.45, cobrados al cambio oficial del día, en adición a un cargo adicional de 98 pesos.
  4. Con esta guia, el cliente final tiene que apersonarse a la zona de aduanas en Ezeiza donde tiene que demostrar que es un importador registrado con la AFIP.
  5. Dependiendo del producto, aduanas puede solicitar un Certificado de Origen que tiene que ser preparado por el establecimiento donde se compro el articulo. Esto es imposible de obtener de las tiendas en EEUU.
  6. Igualmente, dependiendo del producto, aduanas puede solicitar la intervención del Organismo Publico que rija dicha categoría.

Debido a estos cambios y para evitar que sus paquetes se queden retenidos en aduanas o en nuestras oficinas en Miami sin poder ser despachados nos vemos en la necesidad de cesar operaciones en Argentina hasta que estos cambios sean revertidos al proceso anterior al 18 de Noviembre.

Para los paquetes que están aun retenidos en Miami, les podemos ofrecer el retorno a la tienda de compra para que puedan solicitar un reembolso a la tarjeta de crédito, sin embargo, para poder ofrecer este servicio necesitamos que el cliente se comunique con la tienda y solicite un RMA (autorización de retorno) para que PuntoMio pueda hacer la devolución por usted sin costo adicional. Una vez conseguida esta autorización favor de escanear y enviar a info@puntomio.com. Sin este número de RMA, la tienda no les realizara el reembolso a la tarjeta de crédito.

Así mismo, efectivo el día Lunes 9 de Diciembre comenzaremos a rechazar los paquetes que lleguen por UPS, FEDEX, DHL o cualquier otra compañía de courier, esto les permitirá solicitar el crédito a la tienda sin incurrir en costos extras. Necesitamos hacer la salvedad que debido al volumen diario de paquetes recibidos, existe la posibilidad que no podamos rechazar el 100% de los paquetes.

Los paquetes enviados a través del correo de los Estados Unidos no pueden ser rechazados porque la forma de entrega del correo no es paquete por paquete como los couriers, sino de forma masiva y no tenemos como filtrar los paquetes destinados a Argentina.

Nada nos apena mas que enviar este comunicado, pero los cambios gubernamentales han bloqueado cualquier alternativa que hubiéramos podido utilizar para hacerles llegar sus compras.

Les agradecemos de antemano su infinita comprensión.

Atentamente,

Sabi Pflucker

Directora de Operaciones Internacionales

PuntoMio

Cuando me puse a averiguar y sacar cuentas para devolver las cosas surgieron tres cosas:
– En el paquete de Noviembre hay un item en el que ya pasaron los 30 días para devolverlo. O sea pérdida completa.
– En la devolución me devuelven el costo del producto, pero no del correo.
– El adelanto de ganancias, 20% para el paquete de Noviembre, 35% para el de Diciembre, tampoco me lo van a devolver (soy realista, ese impuesto no se devuelve a menos que tengas un contador que te haga los trámites y sea un adalid de paciencia y persistencia).

Esto me provoca mucha bronca, pero también mucha tristeza por un cuarto detalle: había encontrado regalos de Navidad que iban a ser excelentes sorpresas, no por ser caros sino por ser obsequios precisos.

Para ir cerrando el post, de momento, les cuento que estoy viendo la posibilidad de que en vez de devolver las cosas las envíen a algún familiar en otro país. Así podré tener las cosas, aunque no antes de Navidad, y de esa manera reducir las pérdidas.